Personajes ilustres de nuestra historia: Amadeo I de Saboya

9 06 2011

Amadeo I, Duque de Aosta y rey de España, nació el 30 de mayo de 1845 en Turín. Perteneciente a la casa de Saboya, fue el segundo hijo de Víctor Manuel II (Rey de Saboya-Piamonte y, posteriormente, primer Rey de Italia) y de María Adelaida de Austria. Amadeo tuvo una educación marcial encomendada a Giuseppe Rossi junto a su hermano Humberto, y merced a sus estudios de Derecho se familiarizó con los principios de las monarquías constitucionales, como la inglesa.

Muy joven, fue herido en combate en la batalla de Custoza, en 1866, cuando luchaba contra los austríacos a las órdenes del general La Marmora. Víctor Manuel II se enfrentaba entonces, aliado a los prusianos, al Imperio Austríaco, con la intención de incorporar el Véneto al nuevo reino italiano (al que todavía faltaba de anexionar Roma y Cerdeña, además del Véneto).

El ejército italiano protagonizó una desastrosa guerra frente a los austríacos de la cual salieron airosos solamente gracias a los éxitos del general prusiano von Moltke en el norte.

Habiendo sido nombrado jefe de caballería de Verona en 1866, tras la paz de Viena, llegó a ostentar el título de comandante de la flota italiana en 1868 (tenía entonces 23 años).

Por aquel entonces, la situación era caótica en España. La revolución de septiembre de 1868 (la Gloriosa) y el derrocamiento de la reina Isabel II, había dado paso a un gobierno constitucional, presidido por el general Serrano, que había promulgado una Constitución democrática (la Constitución de 1869) y monárquica, que no encontraba el candidato idóneo para el trono español.

El general Prim, encargado de escoger al candidato, había desechado la opción prusiana debido a la crisis suscitada con Francia (que provocó la guerra Franco-Prusiana de 1870-71), y no quería oír ni hablar de una nueva candidatura borbónica.

La monarquía italiana, joven y prestigiosa entre los revolucionarios europeos por su orientación liberal, levantaba simpatías, y la opinión de las grandes potencias no se oponía al establecimiento de un Saboya en España.

Amadeo era un hombre de mundo que había estado en Escandinavia, Portugal, París, Egipto y también en España. Algunos años antes de su elección como rey, Prim se había entrevistado con él, adquiriendo una opinión favorable sobre su persona. Se mantenían dudas, no obstante, dado que el duque de Aosta no tenía herederos, y esa era un punto en su contra. Pero, en 1869, nació el príncipe Víctor Manuel, por lo que aumentaron sus posibilidades, que se hicieron firmes al ser elegido por las Cortes el 16 de noviembre de 1870, por mayoría absoluta, como rey de España.

La subida del nuevo rey al trono coincidió con el asesinato de Juan Prim (30 de diciembre de 1870), su principal valedor. A partir de entonces, Amadeo, tuvo que enfrentarse a situaciones difíciles, con una vida política española que carecía de estabilidad; con conspiraciones republicanas y borbónicas; levantamientos carlistas; separatismo en Cuba; disputas dentro de un mismo partido; fugaces gobiernos; atentados, etc.

La llegada de Amadeo a España se produjo en un ambiente de profunda crisis política y social. La revolución había inflamado los deseos independentistas en Cuba y Puerto Rico, y se desarrollaba allí una dura contienda que las finanzas españolas no podían afrontar. La aristocracia y el clero no le tenían en una alta estima, y se cebaban en su persona con demasiada frecuencia.

En sus años como rey, Amadeo demostró, no obstante, rectitud de conducta, se mantuvo alejado de las intrigas y cumplió en todo momento con sus deberes, algo por lo que era apreciado entre el pueblo llano, que no obstante le recriminaba su poco conocimiento del castellano. En un primer momento el rey se mostró optimista, deseando enderezar una situación muy difícil. Pero pronto los conflictos se multiplicaron.

La llegada de las ideas de la Internacional fomentó el anarquismo y el republicanismo entre las clases obreras, un poderoso factor de inestabilidad social. Unido a ello, los carlistas, cuyo candidato al trono había llegado a España, se alzaron provocando la tercera guerra carlista.

Amadeo tuvo serias dificultades debido a la inestabilidad política española. La coalición de gobierno que había levantado Juan Prim se había fraccionado tras su muerte. La Unión Liberal, salvo Francisco Serrano y un pequeño sector, abrazó la aún expectante causa borbónica. Los progresistas se habían escindido en radicales, dirigidos por Ruiz Zorrilla, y constitucionalistas, encabezados por Sagasta.

Hubo seis ministerios en los poco más de dos años que duró su reinado, creciendo cada vez más la abstención, Tras un intento de asesinato contra su persona el 19 de julio de 1872, Amadeo I declaraba su angustia ante las complicaciones de la política española: «Ah, per Bacco, io non capisco niente. Siamo una gabbia di pazzi (No entiendo nada, esto es una jaula de locos)».

La guinda la puso un conflicto entre Ruiz Zorrilla y el Cuerpo de Artilleros. El presidente había manifestado su decisión firme de disolver dicho organismo militar, bajo amenaza de dimitir, y el ejército propuso a Amadeo I que prescindiera de las Cortes y gobernara de manera autoritaria.

El 11 de febrero de 1873, Amadeo I renunció al trono y, sin esperar la autorización de los diputados (según exigía el artículo 74.4 de la Constitución de 1869), se refugió en la Embajada italiana. A continuación, las Cortes votaron a favor de la proclamación de la República.

El duque regresó a Turín después de su renuncia, donde falleció su primera esposa y contrajo nuevas nupcias. Tuvo tres hijos de su primer matrimonio: Manuel Filiberto, Víctor Manuel y Luis, y otro más del segundo, Umberto.

Amadeo permaneció en Turín hasta su muerte, víctima de una bronconeumonía, el 18 de enero de 1890. Su cuerpo fue sepultado en el panteón real de la iglesia de Superga en Turín.

Para más información sobre el reinado de Amadeo I de Saboya, podéis ver este fragmento de un capítulo de la serie “Memoria de España”.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: