Personajes ilustres de nuestra historia: Vicente Blasco Ibáñez

29 05 2011

Vicente Blasco Ibañez nació en Valencia, el 29 de enero de 1867. Sus padres, Gaspar Blanco y Ramona Ibáñez, de origen aragonés, poseían un pequeño comercio de ultramarinos en las proximidades del Mercado Central. Vicente cursó los estudios de derecho, en la Universidad de Valencia, años en los que perteneció a la Tuna, licenciándose en 1888, a pesar de que prácticamente no ejerció dicha carrera. Blasco Ibáñez dividió su vida entre la política, el periodismo, la literatura y el amor a las mujeres, de las que era un admirador profundo, tanto de la belleza física como de las características psicológicas de éstas. Él se definía como un hombre de acción, antes que como un literato. Escribía con inusitada rapidez. Era un entusiasta de Miguel de Cervantes y de la historia y la literatura españolas.

Ingresó con 20 años en la masonería el 6 de febrero de 1887 adoptando el nombre simbólico de Danton. Formó parte de la Logia Unión nº 14 de Valencia y posteriormente de la logia Acacia nº 25.

En 1887 se fundó el periódico federal La Revolución, cuya dirección fue encomendada a Blasco Ibáñez. Ese mismo año publicó su primer libro, Fantasías. Al año siguiente obtuvo un premio en los Juegos Florales por su Biografía de don Hugo de Moncada, y fue nombrado vocal de la Junta Directiva de Lo Rat Penat.

En 1889 fundó el semanario La Bandera Federal, órgano de expresión del republicanismo federal.

En 1890 tuvo que huir a París a consecuencia de la manifestación que promovió contra Cánovas del Castillo, conociendo a los principales impulsores del naturalismo en la literatura francesa. Tras regresar a Valencia en 1891 participó como Mantenedor  en los Juegos Florales, y fue designado Presidente del Consejo en la Asamblea Regional del partido Federal. Ese mismo año contrajo matrimonio con Dª María Blasco del Cacho.

En 1892 publicó su novela La araña negra, desarrollando una frenética actividad política. Al año siguiente publicó su obra París, donde reunió los artículos escritos durante su exilio. Ese año nació su primer hijo varón, Mario, y se publicó su novela Viva la República.

En 1894 participó en los disturbios con motivo de la partida desde Valencia de una peregrinación a Roma. Blasco marchó a Barcelona y a su regreso fue encarcelado. Se publicó su Historia de la Revolución Española, y se estrenó su obra teatral El Juez. Esa misma noche falleció su madre.

El 12 de noviembre de 1894 se publicó el primer número del diario El Pueblo, fundado y dirigido  por Blasco Ibáñez. En ese primer número se adjuntaba como folletín la novela Arroz y Tartana. El Pueblo fue denunciado en numerosas ocasiones por el contenido de los artículos que publicaba.

En 1895 nació su hija Libertad y en mayo viajó a Argel. En septiembre, Blasco ingresó en la cárcel de San Gregorio por su artículo En pleno absolutismo. En noviembre empezó a editarse su novela Flor de Mayo.

En 1896, tras ser elegido Presidente del Consejo Federal, tomó parte en Madrid en la Asamblea del Partido Federal. En marzo se celebró en Valencia un mitin para protestar por la Guerra de Cuba, hubo altercados y se proclamó el estado de sitio. Blasco debió huir a Italia. Nació su segundo hijo varón, Julio César.

En agosto de 1896, El Pueblo publicó el primer artículo de una violenta campaña contra la guerra de Cuba: Que vayan todos: pobres y ricos. Blasco fue detenido y condenado a dos años de prisión. Se publicó también su obra Cuentos valencianos. En marzo de 1897 se le conmutó la pena de prisión por la de destierro, por lo que marchó a Madrid, desde donde continuó escribiendo para El Pueblo. En Madrid entró en contacto con Rodrigo Soriano, quien publicó en El Imparcial un artículo elogioso para Blasco Ibáñez. En septiembre regresó a Valencia, amnistiado.

Su figura política se consolidó, siendo elegido por primera vez Diputado a Cortes por Valencia por el Partido Republicano. Poco después, el 25 de abril, los Estados Unidos declaraban la guerra a España, con la excusa de la voladura del Maine en el puerto de La Habana, y se elevaba el primer suplicatorio para procesar a Blasco Ibáñez por su artículo “La paz deshonrosa”.

El 3 de julio la escuadra del Almirante Cervera era aniquilada en aguas de Cuba. Ese mismo año Blasco Ibáñez marcó un nuevo hito en su obra literaria con la publicación de su novela La Barraca. El año finalizó con la firma del tratado de paz de París por el que España perdió sus colonias de ultramar, lo que provocó una gran conmoción nacional. Estos hechos, y la sensación de decepción  y fracaso que impregnó a la sociedad española, marcarían la obra de los principales literatos, que compondrían lo que más tarde se dio en llamar la “Generación del 98”.

Esta etapa de su vida, entre 1894-1898, y centrada en Valencia, fue una de las más fértiles, tanto por la profusión y calidad de su obra literaria: novelas, cuentos y artículos periodísticos, como por su comprometida actividad política. En este sentido toda su energía, que era mucha, se orientaba a difundir su ideario político: el republicanismo federal. Llegó a crear su propio partido, el Partido de Unión Republicana Autonomista (PURA), que perduraría hasta la guerra civil, y alrededor suyo se creó una corriente denominada “Blasquismo“, cuya impronta quedó marcada en la realidad política y social de la Valencia de la época.

En 1899 salió elegido Diputado por segunda vez, y la candidatura de Fusión Republicana triunfó en las elecciones municipales. El año 1900 empezó con la visita a Valencia de Dª Emilia Pardo Bazán, a la que acompañó el propio Blasco Ibáñez. Durante este año publicó un libro de cuentos titulado La Condenada, y su novela Entre naranjos con gran éxito, por lo que recibió un homenaje al que asistió Benito Pérez Galdós.

En febrero de 1901, El Pueblo fue suspendido por orden gubernativa durante un mes. Blasco Ibáñez fue reelegido por tercera vez Diputado, acompañado por primera vez por Rodrigo Soriano. Blasco Ibáñez fue elevado a la jefatura absoluta del partido Fusión Republicana. Ese año apareció su novela Sonnica la cortesana, y publicó en El Pueblo su artículo La revolución en Valencia, un ambicioso programa de reformas urbanas que marcarán el futuro de la ciudad.

En abril de 1902, Blasco Ibáñez visitó a Emilio Zola en París, poco antes de su muerte. Nació su tercer hijo varón, Sigfrido, e inauguró su chalet en la Malvarrosa. En diciembre se publicó otra de sus novelas más representativas: Cañas y barro.

El año 1903 comenzó con la publicación de su artículo La Universidad Popular, institución que se puso en marcha escasamente un mes más tarde. En febrero se publica en El Pueblo el artículo de Rodrigo Soriano Revolucionarios de entretiempo, criticando a Blasco Ibáñez, lo que supuso la ruptura entre ambos y el principio de un prolongado enfrentamiento. Rodrigo Soriano publicó un nuevo periódico El Radical.

En las siguientes elecciones Rodrigo Soriano volvió a salir Diputado, al igual que Blasco Ibáñez y Menéndez Pallarés. El enfrentamiento con Rodrigo Soriano se agravó con el lance habido entre ambos en Madrid, poco después de que Blasco Ibáñez publicara en El Pueblo otro de sus  artículos más conocidos: Al pasar. Blasco Ibáñez se batió en duelo con el teniente Alestuei, experto tirador, quien defendía el honor de las fuerzas de seguridad. Blasco resultó herido y salvó la vida milagrosamente.

En junio publicó El Intruso, con la que se inició su ciclo de novelas sociales de ámbito nacional, a la que seguieron La Bodega y La Horda. En septiembre Blasco obtuvo su quinta nominación como Diputado. El mismo día, en Valencia, la comitiva que le acompañaba era tiroteada, registrándose varios heridos. Este hecho marcó el fin de una etapa en la actividad política de Blasco Ibáñez, que en marzo de 1906 renunció a su acta de diputado y por extensión a su actividad en la política activa. A mediados de ese año publicó su novela La maja desnuda. En diciembre fue nombrado Comendador de la Legión de Honor de Francia, junto a su gran amigo Joaquín Sorolla, y recibió un homenaje en Valencia, nombrándole hijo adoptivo de la ciudad.

Al igual que 1906 marcó una inflexión en la vida pública de Blasco Ibáñez, el año 1907 marcó una inflexión en su vida personal, lo que se trasluce en una de sus obras, La voluntad de vivir, que apenas un mes más tarde ordenó destruir.  Blasco se trasladó a Valencia, donde formó parte de una candidatura junto a Gil y Morte, y participó en numerosos mítines, resultando elegida, al igual que la de Rodrigo Soriano. En abril Blasco partía hacia Alicante, ordenó la destrucción de toda la tirada de La voluntad de vivir, y poco después partía de viaje.

En 1908 se publicó su novela Sangre y Arena. Su actividad política se centró en apoyar la candidatura de Azzati, quien resultó elegido Diputado. A principios de 1909 apareció su libro Los muertos mandan, y en mayo inició su primer viaje a la Argentina, embarcando en Lisboa en el vapor alemán “Cap Vilano” rumbo a Buenos Aires, donde fue recibido con un apoteósico recibimiento.

En enero de 1910 regresó a España, donde escribió Argentina y sus grandezas. En agosto emprendió su segundo viaje a la Argentina, y en diciembre formalizó la adquisición de una gran hacienda en Corrientes. A principios de 1911 Blasco se encontraba nuevamente en Madrid, donde asistió a la boda de su hija Dª Libertad con el periodista D. Fernando Llorca.  En junio emprendió su tercer viaje a la Argentina, y en el mes de diciembre le siguió su hijo mayor, Mario.

En abril de 1912 Blasco viajó a París, regresando más tarde a España. En mayo volvió a embarcar rumbo a la Argentina en el que será su cuarto y último viaje. Durante 1913 estuvo volcado en la colonización de sus posesiones argentinas, abandonando su actividad creativa. La conjunción de diversas circunstancias provocaron el fracaso del proyecto, quedando prácticamente arruinado.

A principios de 1914, Blasco Ibáñez abandonó la colonización de “Cervantes” y “Nueva Valencia” y regresó a París. En julio publicó su novela Los Argonautas, y a comienzos de agosto estalló la Guerra Europea. De inmediato, Blasco Ibáñez se puso al servicio del gobierno de Francia, escribiendo una serie de crónicas de la guerra que dieron lugar a la Historia de la guerra europea. Al año siguiente escribió su novela Los cuatro jinetes del Apocalipsis, que se publicó en marzo de 1916.

En 1917 Blasco Ibáñez emprendió una nueva aventura, la cinematográfica, y estrenó en París la versión cinematográfica de Sangre y Arena, constituyendo un gran éxito. En agosto visitó Valencia para ambientar su próxima película Flor de Mayo. Escribió Mare nostrum, que se publicó en 1918, el año en que finalizbaa la Guerra Europea con la rendición, en el mes de noviembre, de Alemania. La guerra había durado cuatro años y supuso una enorme sangría de recursos económicos y, sobre todo humanos.

En 1919 escribió su novela Los enemigos de la mujer. En octubre embarcbaa rumbo a Nueva York, iniciando así su viaje a los Estados Unidos, donde acudió para dar una serie de conferencias. Su estancia se prolongó hasta julio de 1920.  Poco después, falleció en Valencia su hijo Julio César. En 1920 fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Washington. En abril se desplazó a Méjico y más tarde a Cuba.

A principios de 1921 se proyectó la versión cinematográfica de Los cuatro jinetes del Apocalipsis. Blasco regresó a España, y en Valencia se le rindió una semana de homenaje.

A pesar de que gozaba de una posición económica envidiable, de que residía habitualmente fuera de España, en su finca de Menton (Francia), y de que ponía en peligro su candidatura para optar al Premio Nobel de Literatura, Blasco Ibáñez no pudo permanecer impasible ante la situación por la que atravesaba España tras la proclamación en 1923 de la dictadura militar de Primo de Rivera, y se unió a los intelectuales españoles exiliados en París para denunciar la situación política de nuestro país. Así, además de participar en una publicación periódica titulada España con Honra, junto a Unamuno, publicó su manifiesto Una nación secuestrada. Como consecuencia, el Ayuntamiento de Valencia retiró la placa de la plaza que le había sido dedicada y persiguió a su familia en Valencia.

El 28 de enero de 1928, un día antes de cumplir 61 años, falleció en su villa de Fontana Rosa a consecuencia de una neumonía, agravada por la diabetes que arrastraba desde hacía años. En 1929 se publicaron póstumamente sus dos últimas novelas, El caballero de la Virgen y En busca del Gran Kan.

El 29 de octubre de 1933, dos años después de la proclamación de la II República española, sus restos regresaron a Valencia desde Menton, como había sido su deseo, a bordo del acorazado Jaime I, buque insignia de la armada española, siendo recibidos en un acto multitudinario presidido por el Presidente del Gobierno, el Alcalde de Valencia y multitud de personalidades, trasladándose a hombros por grupos de voluntarios desde el puerto hasta la Lonja, donde se instaló la capilla ardiente. El Ayuntamiento de Valencia diseñó un grandioso mausoleo, rematado por un grupo escultórico realizado por su gran amigo, Mariano Benlliure, para dar cabida a los restos de Blasco Ibáñez.

Sin embargo, el estallido de la Guerra Civil en 1936 frustró el proyecto. Su memoria fue borrada, sus libros prohibidos, su familia perseguida y sus bienes incautados. Las obras realizadas hasta ese momento en el mausoleo fueron destruidas y el solar donde se asentaba, en un lugar privilegiado del Cementerio municipal, fue utilizado años más tarde para construir el crematorio. A pesar de todo ello, sus restos se conservaron, y reposan en la actualidad en un nicho ordinario, casi anónimo, en el cementerio civil de Valencia.

Para más información sobre Vicente Blasco Ibáñez y su obra, podéis ver este documental de TVE, emitido el 17 de noviembre de 1986. Para acceder a la página, haced click sobre el enlace.

LA FIGURA DE BLASCO IBÁÑEZ


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: