Personajes ilustres de nuestra historia: Ibn Bayya (Avempace)

10 05 2011

Abu Bakr Muhammad Ibn Yahya Ibn al-Saig Ibn Bayya, conocido como Ibn Bayya o con su nombre latino «Avempace», nació en Zaragoza entre 1085 y 1090 en el seno de una familia humilde, ajena a la vida intelectual. El apellido al-Saig indica que su padre y su abuelo (tal vez también el propio Avempace) eran plateros.

Avempace

Entre 1110 y 1113 desempeñó el cargo de visir de Zaragoza. Parece ser que el acceso a la corte almorávide y su éxito ante los nuevos reyes de Zaragoza se debió a la influencia de sus planteamientos filosóficos, que propugnaban un estado ideal frente a los estados imperfectos y degenerados de su tiempo. A su condición de músico y de filósofo deberemos añadir la de médico, matemático, astrónomo y lógico.

En 1117 murió su protector Ibn Tifilwit y en 1118 ocuparon la ciudad los cristianos. Ante la llegada de los cristianos, Avempace dejó la ciudad y marchó a Játiva donde fue apresado. Luego marchó a Almería y Granada y por último se embarcó y pasó a Orán y Fez donde murió, probablemente asesinado, en el mes de Ramadán del año 523, 525 ó 533 de la Hégira (entre 1128 y 1138 de la era cristiana). Los años postzaragozanos los dedicó al estudio y a la enseñanza, lejos de las ocupaciones políticas.

Entre sus contemporáneos mereció las más dispares opiniones: de las alabanzas sin límite a los mayores desprecios e insultos. Acusado de heterodoxo y envidiado por médicos y poetas presenta alguna parcela oscura en su biografía como su desmedido afán por el lucro en los negocios. Si los hombres se miden por la talla de sus enemigos, podríamos citar, entre otros, al célebérrimo médico Avenzoar (Ibn Zuhr) y al poeta Ibn Jaqan. Estos, a decir de su biógrafo al-Maqqari, le profesaban un odio visceral: “estaban separados como el agua y el fuego”. Un Instituto de Educación de Educación Secundaria de la ciudad de Zaragoza lleva su nombre.

Obras de Avempace

Avempace destacó fundamentalmente como filósofo, pues fue el iniciador en al-Ándalus de un pensamiento filosófico puro, conocido en el mundo árabe como «falasifa», que se distinguía del pensamiento teológico, que era el que generalmente se daba en al-Ándalus. Para ello, el pensamiento racional se desvinculaba de cualquier fin religioso, y su camino debía ser el de la lógica aristotélica. Es en este punto donde Avempace traza el camino que seguirían Averroes y Maimónides, que además continuaron muchas de sus líneas filosóficas. Por otro lado, el pensamiento hispanomedieval anterior a Avempace buscaba fundamentalmente encontrar una explicación racional a la verdad revelada del Corán, y para ello intentaba conciliar un neoplatonismo ascético o místico con el pensamiento.

Si bien Avempace fue pionero como filósofo, su actividad intelectual se desplegó en muchos otros campos del conocimiento. Profesionalmente era médico, y por ello era farmacólogo y botánico, ya que estas tres disciplinas estaban estrechamente conectadas en el islam, pues se usaba el conocimiento de las plantas como base de la curación. Como músico fue asimismo célebre entre sus contemporáneos. En cuanto a la formación intelectual, era obligado en el mundo árabe dominar las disciplinas científicas más valoradas que eran la física y la astronomía, que en su tiempo no se distinguía claramente de la astrología; y asimismo la retórica y la poesía, tanto o más consideradas que las ciencias, pues la música, las matemáticas y la poesía mantenían una indisoluble relación.

1. Obras de filosofía:

El primero que dió a conocer de una manera global y que comentó ciertas obras fundamentales de Aristóteles, hasta entonces no estudiadas por ningún filósofo andalusí (e incluso occidental cristiano), fue Avempace. A partir de él, Aristóteles empezó a ocupar el primer plano del pensamiento occidental, primero musulmán y luego cristiano. Después, el occitano Ibn Tufayl (1110-1185) puso en texto novelado ciertas tesis de Avempace, y, sobre todo, el cordobés Ibn Rusd o Averroes (1126-1198) pas´ço a la historia como “El Comentador” de Aristóteles.

Y éste es el lugar y papel preciso de Avempace: el de haber iniciado en Occidente el estudio del Estagirita. El aristotelismo medieval tiene los siguientes hitos: en Oriente, al-Farabi y Avicena; en al-Andalus, Avempace y Averroes; en el judaísmo, Maimónides, que siguió en la línea de estos últimos; y, finalmente, en la Europa cristiana, todas las corrientes derivadas de Avempace y Averroes, a saber: los aristotelismos y averroísmos de todo tipo y color, desde el de Tomás de Aquino hasta el llamado “averroísmo latino”.

2. Obras de botánica:

Además de escribir, en colaboración con Abu-l-Hasan Sufyan al-Andalusi, un Libro de las experiencias, que se perdió, con el que se quería completar el libro sobre medicamentos simples del toledano Ibn Wafid (m. En 1075), el Abenguefith de los farmacólogos latinos medievales, Avempace escribió Sobre las plantas, que influyó directa o indirectamente en el De vegetalibus de Alberto Magno. No se trata de un comentario a algún tratado botánico de Aristóteles, sino de una obra totalmente originaria de Avempace. En la primera parte expone los caracteres generales del reino vegetal para luego pasar, en la segunda, a las diferencias esenciales y específicas que hay entre las plantas, haciendo una clasificación de las mismas que ofrece el gran interés de sacar a colación ejemplos muy concretos que enriquecen los catálogos de los botánicos medievales, tanto latinos como árabes.

3. Obras de medicina:

Aborda la medicina desde el punto de vista de la botánica. Escribió también comentarios a Galeno, Hipócrates, Ibn Wafid y al-Razi.

4. Obras de física:

Las fuentes que emplea Avempace, además del Estagirita, parecen ser el comentario a la Física de Alejandro de Afrodisia (s. III) y las ideas neoplatónicas de Juan Filopón (s. VI). El interés que ofrece Avempace al comentar la Física de Aristóteles radica en que es el único e inmediato predecesor indiscutible del gran comentador de la física aristotélica, Averroes; y en que difiere en algunos puntos del Estagirita, en el tema de la caída de los graves, dentro de los movimientos naturales.

El mérito de Avempace se valora en la línea que parte de la escolástica y que desembocará en la “teoría del ímpetu” y llegará a Galileo, y en que estableció una formulación de una única dinámica aplicada tanto al mundo sublunar como al supralunar.

4. Obras de astronomía:

Además de ser más ptolomeico que aristotélico, parece que, o contempló una ocultación de Júpiter por Marte, o que confundió con una ocultación una posición muy próxima a ambos planetas. Observó, a su vez, dos manchas en el sol que interpretó como el paso de Mercurio y Venus sobre el disco solar. Predijo, finalmente, una eclipse de luna.

5. Obras de música y de poesía:

Fue muy temprana su inclinación a la música y la poesía, que en la época eran indisociables. Todos los autores coinciden en sus dotes para el canto, la ejecución, la composición y la teoría musical. En este campo escribió un extenso tratado titulado Fi-l-‘alhan (Sobre las melodías musicales), hoy perdido. Además compuso un comentario al tratado sobre la música de Al-Farabi, que, en opinión del historiador argelino Al-Maqqarí (1591-1634) hacían inútiles todos los libros escritos sobre el tema con anterioridad.

En cuanto a su actividad como poeta, nos han llegado algunas composiciones y anécdotas que reflejan su ingenio y dotes poéticas, pero su posible producción nos es desconocida. El arabista español Emilio García Gómez (1905-1995) considera que fue Avempace quien fundió por primera vez la poesía árabe clásica con las formas romances de la lírica de influencia cristiana; según el mismo autor el resultado fue la forma de moaxaja llamada zéjel, compuesta en árabe dialectal y adaptado a la melodía de las canciones cristianas.

Recientemente, el portal Webislam de conversos españoles al Islam, publicó que la partitura de la Nuba al-Istihlál de Avempace (siglo XI), con arreglos de Omar Metiou y Eduardo Paniagua, guarda una similitud casi absoluta con la marcha granadera (siglo XVIII) que es hoy himno oficial de España.

Nuba al-Istihlál de Avempace


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: