Personajes ilustres de nuestra historia: José María Blanco White

2 05 2011

José María Blanco White nació en Sevilla el 11 de julio de 1175. Tenía ascendencia irlandesa: era hijo de los comerciantes Guillermo Blanco, alias White (vicecónsul inglés que se instaló en Sevilla durante el reinado de Fernando VI), y de María Gertrudis Crespo y Neve.

José María Blanco White

La madre era muy religiosa y orientó a sus hijas a la clausura, en la cual murieron, y a su hijo al sacerdocio.

Blanco White estudió con los dominicos y luego en la Universidad de Sevilla. Conoció a Manuel María del Mármol, quien se convirtió de hecho en su tutor cultural, y a continuación se relacionó con Manuel María de Arjona, José María Tenorio Herrera, Félix José Reinoso y Alberto Lista, con quienes formó la Academia de Letras Humanas de Sevilla.

El 21 de diciembre de 1799 se ordenó sacerdote, pese a sus dudas al respecto. Ingresó después en el colegio de Santa María y, previa oposición, fue nombrado el 15 de agosto de 1801 capellán magistral de la Real Capilla de San Fernando de Sevilla.

Blanco White sufrió una crisis religiosa entre 1802 y 1803. Desde este año abandonó los hábitos.

En 1805 fue a Madrid, en donde obtuvo una colocación sin retribuir en la Comisión de Literatos del Instituto Pestalozziano y fue nombrado preceptor del infante Don Francisco de Paula por un corto periodo de tiempo gracias al favor de Manuel Godoy. Frecuentó entonces la tertulia de Manuel José Quintana e hizo varios viajes a Salamanca.

Al estallar la Guerra de la Independencia volvió a Sevilla. En 1808 se declaró patriota y desde Sevilla colaboró con Isidoro de Antillón y Marzo en la redacción del Semanario Patriótico (1808-1809); sus críticas hicieron considerarle persona non grata por parte de la Junta Suprema de España.

En 1809 nació su hijo Fernando, habido ilegítimamente con Magdalena Eguaya, mujer que murió en 1816. Sin embargo, Blanco no se enteró de su existencia hasta 1812, cuando ya se encontraba en Inglaterra, y mandó recogerle para reconocerlo y educarlo allí.

El 29 de enero de 1810 se trasladó a Cádiz y el 23 de febrero se marchó a Inglaterra para no volver; llegó el tres de marzo de 1810.

En Londres publicó el diario El Español (1810-1814), prohibido en España y donde se mostró crítico con las autoridades españolas y muy comprensivo con los revolucionarios hispanoamericanos que empezaban a levantarse contra España, si bien su posición era la de la autonomía, no la de la independencia absoluta.

Sus opiniones políticas fueron pasando de un inicial jacobinismo a un liberalismo más moderado.

El 4 de octubre de 1812, Blanco White ingresó en la Iglesia de Inglaterra. En 1814 se hizo ministro de su nueva confesión. En estos años, revisó las traducciones bíblicas al español para la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera, tanto el texto del Nuevo Testamento Reina-Valera (1817), como el de la Biblia traducida por Felipe Scío de San Miguel (1821), contando en este último caso con la colaboración de Andrés Bello. Revisó y tradujo también también la Evidencia de la Religión Cristiana de G. Paley y la Liturgia Anglicana.

Blanco White tuvo otra crisis religiosa 1819, pero la revolución liberal española de 1820 le hizo nuevamente interesarse por su país y, por encargo de Thomas Campbell, director de The New Monthly Magazine, redactó las Letters from Spain o Cartas desde España, que fueron apareciendo en 1821 con el seudónimo de Leucadio Doblado y llegaron a recogerse en un volumen en 1822.

En ellas, al lado de páginas costumbristas como las descripciones de la Semana Santa, de las corridas de toros y de los espectáculos teatrales, criticaba acerbamente la intolerancia y atraso de su país. Esta obra, elogiada por el poeta e hispanista Robert Southey, Lord Holland, John Stuart Mill y Hemans, consolidó su reputación de escritor en inglés.

Tradujo también obras españolas a esta lengua y colaboró en la Encyclopædia Britannica y en la Quarterly Review. Trabajó también como bibliotecario del hispanista Lord Holland y publicó importantes artículos sobre literatura española (muy avanzados para su época eran, por ejemplo, los dedicados a La Celestina o a El Conde Lucanor).

En 1823, por encargo del editor Rudolph Ackermann, aparecieron las Variedades o Mensajero de Londres (1823-1825), revista que se difundía por Hispanoamérica y en la que publicaron artículos Juan Antonio Llorente y Leandro Fernández de Moratín. En 1825 publicó Practical and internal Evidence against Catholicism, obra teológica.

Blanco White fue nombrado Máster of Arts por la Universidad de Oxford en 1826 y se trasladó allí, llevando una vida de predicador. Por influencia de nuevos amigos sacó en 1829 los dos únicos números de The London Review.

En 1832 se fue a vivir a Dublín, en donde estuvo hasta principios de 1835. Marchó después a Liverpool, abandonó el Anglicanismo y se adscribió al unitarismo, escribiendo sus Observations on Heresy and Orthodoxy (Londres, 1835), donde exponíae sus dudas religiosas.

Escribió su autobiografía en inglés: The Life of… written by himself (Vida del reverendo J. M.ª Blanco White), Londres, en 1845, que ha sido traducida y editada por Antonio Garnica, Sevilla, Universidad, en 1975. Escribió además algunas novelas en español con seudónimo, como Intrigas venecianas o Fray Gregorio de Jerusalén: ensayo de una novela española, publicada por entregas en las Variedades o Mensajero de Londres, o Luisa de Bustamante o la huérfana española en Inglaterra (1840), que dejó inconclusa, y fue publicada en la Revista de Ciencias, Literatura y Artes por José Blanco-White y Olloqui, su sobrino.

Murió en Liverpool en casa de su amigo William Rathbone el 20 de mayo de 1841. La Iglesia Española Reformada Episcopal (anglicana) lo considera uno de sus precursores.

Repugnaba a Blanco White el fanatismo de los católicos. Nunca perdonó a esta confesión instituciones como las que veían legítima la reclusión monacal de sus dos hermanas, que lamentó en su autobiografía. En Inglaterra llegó a dominar perfectamente la lengua inglesa, que ya conocía desde pequeño a través de sus tratos comerciales, como cuenta en su Vida del reverendo J. M.ª Blanco White (1845). Llegó incluso a destacar como escritor en ese idioma con poemas como el soneto Night and Death (1828), que impresionó a Samuel Taylor Coleridge y que ha pasado a las antologías de la literatura inglesa. Como crítico reprochaba a la poesía en español cierto anquilosamiento clasicista en forma, estilo y temática. Su lírica en castellano puede clasificarse dentro del Prerromanticismo.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: